¡Llévame contigo!

De vez en cuando descubrirás en el juego objetos que no están fijos y que te puedes mangar. ¡Sí, sí, puedes robarlos! Y además está permitido. Llévatelos, cuélgalos de la pared en tu casa, ponlos en el jardín… ¡cómo quieras!

This entry was posted in newstext and tagged . Bookmark the permalink.

Comments are closed.